La joya de oro: un imprescindible en el joyero

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Las joyas de oro un imprescindible en cada joyero

Que alguien tenga clase no es sinónimo de ir a la moda. Saber llevar los accesorios correctos para cada ocasión es de lo más estiloso.

La imagen de cualquier persona es, sin dudarlo, la presentación más acertada que se puede hacer de uno mismo. Tener la imagen correcta y necesaria para la situación o el momento en el que te encuentras será tu mejor opción y jugará positivamente frente a los demás. Tienes que aprender a conseguir esa imagen, ya que te mejorará como persona.

Saber combinar la ropa es imprescindible para una mujer, pero no puedes dejar de prestar atención a los accesorios que usas. Elegir inadecuadamente tu combinación de accesorios puede tirar por el suelo tu look. Viste una joya de oro o un bolso de lujo para que tu apariencia sea de lo más cool.

No se trata de ponerte todas las joyas que tengas en tu joyero. En Second Chance puedes hacerte una idea de como vestir bien los conjuntos de joyas. Renuévate aprovechando el cambio de estación y empieza a conocer cómo sacar el máximo partido a tus outfit y llevarlos con elegancia y glamour. Veamos ahora unos ejemplos de joyas que debes tener y saber combinar para lucir con clase los looks que necesites llevar en cada ocasión.

Joyas con clase: el arte de la elegancia y el buen gusto

1. Anillo de oro

Un anillo dice mucho de la persona que lo viste y más si es un anillo de oro.

La sortija de oro amarilla es una elección fabulosa con su material de oro de 18 KT.

La sortija esmeralda central y diamantes puede ser otra elección que deja claro la clase que tiene la persona que la porta. Esta compuesta de 4 diamantes y tiene talla sencilla 8/8, de color oro amarillo de 18 KT.

2. Pulsera de oro

Otras piezas que son imprescindibles tener en el joyero son las pulseras de oro.

La pulsera dos oros es una pieza llamada pulsera de eslabones con oro de color amarillo y oro de color blanco. Podemos encontrar el oro blanco y amarillo intercalado en cada eslabón.

3. Colgante de oro

En esta ocasión la cruz de zafiros es un colgante que acompaña con elegancia al resto de accesorios. Es una cruz de oro de 18 KT y está compuesta de zafiros que van colocados unos detrás de otros como si de un carril se tratase.

Si prefieres una cruz más fina de tamaño puedes optar por la cruz de piedras de colores. No solo es espectacular, también combina con todo lo que lleves. Esta cruz esta hecha de oro de color amarillo, circonitas y piedras de colores que le dan un acabado alegre y elegante.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicar un comentario